uribe.jpg

El presidente Uribe no podrá optar a un tercer mandato, después de denegarse esta opción, algo que dice mucho en favor de la democracia en Colombia, algo de lo que no pueden hablar en Venezuela. Uribe terminará este año su mandato como presidente de Colombia y será otra persona la que se presente a las elecciones, algo muy positivo para el país, que siempre necesita nuevos líderes que se renueven y que hagan cosas diferentes en el país.

Colombia es un país que ha demostrado tener una democracia muy fuerte, sobre todo al no seguir la hoja de ruta de otros países, que hacen que sus presidentes puedan seguir durante muchos años, como el caso de Bolivia, Venezuela y otros presidentes, que intentan estar en el poder mucho más años de los que les corresponde según la constitución. Es muy importante que los gobiernos se renueven cada cierto tiempo y a Uribe le ha llegado el momento de renovarse.

El pueblo de Colombia se encuentra dividido, aunque ven con buenos ojos esta decisión, porque ahora tendrán la opción de elegir a un nuevo presidente y de cambiar de rumbo, algo que deberían hacer en otros países, como el caso de Venezuela, porque seguro que si Chávez no estuviera, tendría una mejor situación. Ahora Colombia vivirá una nueva época sin Uribe y con un nuevo presidente, que se espera que sea mejor, aunque los colombianos tendrán la última palabra para poder elegirlo cuando llegue el momento de las elecciones de este país.

Foto|Latribuna